MARCELA PERALES
4 de diciembre de 2015 / 10:19 a.m.

Monterrey.- Luego de casi 13 horas de operación, el pequeño André sobrevivió a la cirugía y le extirparon el 65% del tumor y éste quedó encapsulado.

Humberto Reyes pidió un milagro para su hijo de 13 años, y fue escuchado. La familia de André recibió la noticia menos probable. Sobrevivir a la operación para extirparle un tumor en el centro del cerebro era casi imposible.

Pero después de la larga intervención, el doctor Vicente González Carranza logró extirpar el 65 por ciento del tumor, y no solo eso, sino que además descubrió que está encapsulado, restando así la posibilidad de una ramificación y dándole a André casi todas las probabilidades de vida.

"El hecho de que nos diga el doctor que está encapsulado el tumor, el hecho de que nos digan que la vida de mi hijo ya no corre riesgo, para nosotros es una buena noticia, hay que tener paciencia y siempre tomados de la mano de Dios y esperamos que mi hijo tenga la salud completa", compartió Esther Fierro.

TELEDIARIO logró comunicarse con la madre de André hasta la Ciudad de México, e informó que la cirugía comenzó a las 08:20 de la mañana del jueves y concluyó hasta después de las siete de la noche.

En ese lapso no tuvieron noticias, señaló que fueron las horas más largas de su vida.

Explicó que el médico decidió interrumpir la operación porque a André le subió la presión y que el 35 por ciento restante del tumor se le retirará la próxima semana, pero con un riesgo mucho menor.

"Para la próxima semana hacemos una segunda intervención, ya que el niño esté bien hacemos la segunda intervención para quitar el resto del tumor.

"Tranquilos porque ahorita nos dijo la anestesióloga que mi hijo ya no corría el riesgo, que su vida ya no corría el riesgo".

Por el momento André permanece en terapia quirúrgica, retomará conciencia en las próximas horas y ya recuperado será operado nuevamente, pero en esta ocasión, para su recuperación completa.

"Una alegría muy grande, estamos muy agradecidos con Dios, dicen que la fe mueve montañas y de eso estamos aferrados".