FRANCISCO ZUÑIGA ESQUIVEL
25 de agosto de 2016 / 08:51 a.m.

MONTERREY.- Este jueves 25 de agosto, se cumplen cinco años del atentado al Casino Royale que le costó la vida a 52 personas. A un lustro de distancia, dos de los protagonistas recuerdan los momentos de horror e impotencia que se vivieron mientras las llamas consumían el inmueble y acababan con la vida de las victimas.

Fue un infierno. Las llamas se alzaban muy por encima el Casino Royale, y una enorme columna de humo se veía desde todos los rincones de Monterrey.

Pero lo verdaderamente dantesco estaba por verse : 52 personas muertas, asfixiadas, víctimas del peor atentado cometido por el crimen organizado contra civiles.

Hace exactamente cinco años, el 25 de agosto del 2011, alrededor de las 15:50 horas, un comando armado compuesto por entre 11 y 13 personas, llegó al establecimiento, ubicado por la avenida San Jerónimo, y tras disparar sus armas, vaciaron la gasolina que llevaban en bidones de plástico y prendieron fuego.

El atentado era una advertencia, dirían muchos días después, al ser capturados.

Las llamas se extendieron rápidamente.

Minutos después, en la estación de Bomberos, se recibió el aviso, y una máquina salió. Pensaban era algo sencillo.

Adentro, la gente buscaba cómo escapar, pero el humo, el calor, la desesperación fueron minando sus posibilidades de sobrevivir.

El bombero Elías Gerardo Presa recuerda claramente ese día.

El Casino Royale ya había sufrido un atentado el 17 de enero del 2011, cuando un comando baleó las instalaciones. El 4 de mayo siguiente fue clausurado por el Municipio de Monterrey, y reabierto gracias a un amparo federal. El 25 de mayo , fue asaltado. Pero lo peor vendría el 25 de agosto, cuando lo incendiaron.

Bomberos, paramédicos, elementos de Protección Civil lucharon por horas para controlar las llamas. Abrieron un boquete en la pared, y lograron salvar muchas vidas.

Cuando entraron, buscaron el baño, porque sabían que ahí se habían resguardado los clientes del casino.

En total fueron 52 víctimas, aunque una de ellas estaba embarazada. Después de la tragedia, 26 familias presentaron una demanda para que les indemnizaran, pero los propietarios, Raúl Rocha Cantú y José Alberto Rocha Cantú, se deslindaron de toda responsabilidad, y el caso sigue pendiente.

A 5 años del ataque al Casino Royale; el atentado que marcó a NL
En el atentado murieron 52 personas. | FOTO: REUTERS

Las autoridades informarían despues que el atentado fue ordenado por el Grupo de los Zetas, y Baltazar Saucedo Estrada, alias El Mataperros, ordenó quemar el casino Royale, porque no quisieron pagarles 130 mil pesos mensuales como cuota.

No dimensionaron que su acción dañaría a toda la sociedad.

El atentado tuvo repercusión mundial, y el mismo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, condenó los hechos en una declaración.

En total, 26 personas fueron detenidas como responsables por el atentado al Casino Royale. Sus sentencias han sido severas, pues van de los 60 a los 100 años de prisión por los diversos delitos que se les atribuyeron. Algunos fueron abatidos en enfrentamientos posteriores con la autoridad.