17 de octubre de 2014 / 12:09 p.m.

Monterrey.- Casi siete años de litigio no fueron impedimento para que un habitante de Monterrey, Alfredo González de la Toba, ganara una demanda ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).El gerente que se dedicó por mucho tiempo al servicio de alimentos, en 2008 tuvo que iniciar un proceso legal contra el IMSS debido a que no querían otorgarle una pensión por incapacidad, pese a tener serios problemas cardiacos.Aparte de un infarto que había tenido, entre sus dificultades se encontraban una insuficiencia vascular periférica, además que contaba con entre 90 y 95 por ciento de las arterias coronarias obstruidas."A raíz de todo lo que ya sabía que tenía, hago una petición para que se analice mi caso ante el IMSS y se me de lo que con derecho tenía, mi pensión por incapacidad.

"Me canalizan con el cardiólogo, el cardiólogo procede a hacerme pruebas de esfuerzo y otros estudios y en efecto hace constar en su dictamen que tengo un problema cardíaco que fui intervenido varias ocasiones, que arrojó la posibilidad latente de otro infarto, pero que no era candidato para jubilación y pensión, sino que podía seguir trabajando", relató.Al darse cuenta de las dificultades para obtener su pensión ante el IMSS, Alfredo optó por iniciar demandas ante las organizaciones del IMSS, el Infonavit y Afore."En todos estos años del 2007 para acá, en lo único que cumplió el IMSS es en darme las incapacidades, pero nunca cumplió en darme medicamentos o en darme la atención médica que requiero", manifestó.Al aceptar las ineficiencias del sistema de salud, Alfredo González llevó su proceso médico con doctores particulares, los cuales ha obtenido a través de un servicio de gastos médicos mayores.Dentro del litigio, un juez que llevó el caso pidió a Alfredo, de 54 años de edad, realizarse varios estudios uno de ellos, el de Carlos Alberto Olivares del IMSS en contra del paciente para dar la incapacidad, dictamen que contrastó después con otros dos solicitados por la autoridad de la Junta Local.Pese a que el IMSS trató de ampararse en un momento, este recurso legal fue desestimado al iniciar varios estudios de distintos médicos al paciente.Ahora, con 16 intervenciones quirúrgicas -11 de ellas en el corazón- la colocación de dos baipás coronarios, una malla abdominal y un "ancla" en el hombro derecho, la Junta Local de Conciliación le da la razón, por lo que dijo, ahora el IMSS tendrá que retribuirle todas las pensiones pendientes.FOTO: Syndy García/ Raúl PalaciosSYNDY GARCÍA