ERIK SOLHEIM ROCHA
22 de noviembre de 2016 / 12:48 p.m.

MONTERREY.- Tras la propuesta de cobrar nuevos impuestos a casinos y jugadores, representantes del sector advirtieron que esto "sacará de la jugada" a muchos negocios del ramo.

Este martes la representación de la parte afectada pidió a los diputados mesas de trabajo para renegociar los nuevos impuestos propuestos en el Paquete Fiscal 2017, ya que de lo contrario alertaron que muchos casinos van a cerrar y esto generaría desempleo.

Miguel Ángel Ochoa, presidente de la Asociación de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuestas (AIEJA), entregó un escrito en el Poder Legislativo donde solicitó las mesas de diálogo.

En su contrapropuesta, los casineros aceptarían solo el impuesto del 6 por ciento, más no el cobro de 10 por ciento a los jugadores.

Dijo que en Nuevo León, hay 21 casinos operando, y hay en juego más de 15 mil empleos directos e indirectos.

Los casineros adelantaron que, de aprobarse los impuestos tal cual fueron promovidos por el Estado, habrá una "lluvia" de amparos.

"Si metemos el 10 por ciento (de impuesto a jugadores) inhibimos primero las inversiones, ya no habrá más inversiones, segundo corremos el riesgo de que algunos negocios puedan bajar la cortina, evidentemente eso provocará desempleo y dejará de ser un ingreso para el Estado."

"No nos escucharon, no nos consultaron, denos la oportunidad que nos escuchen, cuáles son los daños que nos causan, acepten la propuesta del 6 por ciento y busquemos juntos otros mecanismos de recaudación", señaló Ochoa.