ERIK SOLHEIM ROCHA
24 de febrero de 2016 / 03:55 p.m.

Monterrey.- Tras revelarse que en el cateo al penal de Cadereyta no se encontraron irregularidades, los diputados locales coincidieron en que un “pitazo” alertó a las autoridades penitenciarias de Cadereyta, y sin tener pruebas, asumen que tuvieron tiempo para esconder las irregularidades.

Los líderes de las bancadas manifestaron que hubo un 'pitazo' natural tras el cateo en el penal de Apodaca, por lo que esperan revisiones semanales a los centros penitenciarios.

"Se dio en automático (advertencia) porque una vez que sucedió la tragedia y que el Gobierno avisó que iba a hacer cateos en los demás penales, pues yo creo que se han de haber puesto las pilas y que bueno, se trata de prevenir, no de reaccionar.

“Anunciar con bombo y platillo este tipo de intervenciones cuando se trata de materia de seguridad, pues lo que acaba siendo es un pitazo, mencionó, Samuel García, líder de la bancada de Movimiento Ciudadano.

El coordinador de la bancada panista también se refirió a la “advertencia” que significó anunciar los cateos.

“En Cadereyta viendo las barbas del vecino que estaban remojándose e hicieron una limpia lista, y cuando llegaron no encontraron prácticamente nada”, dijo Arturo Salinas.

Por su parte, el líder de la bancada del PRI dijo que lo ideal hubiera sido realizar los cateos en los tres penales al mismo tiempo.

“Lo ideal hubiera sido que se hiciera el cateo en los tres penales simultáneamente, posiblemente hubo un pitazo que se tenía que limpiar la casa y por eso no encontró nada en Cadereyta”, declaró Marco González.