26 de febrero de 2014 / 03:27 a.m.

Monterrey.- La empresa Recuperadora de Fierro ya había sido clausurada durante tres meses en el 2012, precisamente por la contaminación que arroja al sector de la colonia Fontanares, y le autorizaron a reabrir porque instaló un equipo anticontaminante que obviamente no está funcionando o no es utilizado, lo que podría provocar nuevamente su cierre, pues no se permitirá que siga afectando a la gente, puntualizó el Secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno.

El funcionario anunció que este mismo martes se inició una revisión en coordinación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para determinar las fallas en los procesos y manejo de sustancias, que dijo es un proceso jurídico que requiere sustentar adecuadamente si se quiere dar una solución de fondo.

 

En el 2012, la Secretaría suspendió durante tres meses las actividades de la empresa, y esta instaló un equipo anticontaminante supervisado por la autoridad, que debería estar funcionando. Al no hacerlo, puede considerarse como reincidente.

La inspección tardará algunos días en los que se revisarán el manejo de residuos peligrosos, los permisos, cumplimiento de condicionante de licencias de funcionamiento, calidad del aire en la zona aledaña y otros factores para determinar cuántos se violentan y la sanción a aplicar.

Gutiérrez Moreno se comprometió a que encontrarán una solución satisfactoria para los vecinos, pues no deben seguir inhalando esas sustancias contaminantes que dañan su salud.

FRANCISCO ZÚÑIGA