27 de enero de 2014 / 01:36 a.m.

Monterrey.- Con las altas temperaturas que llegaron casi a los 30 grados, algunos nuevoleoneses acudieron a la Presa Rodrigo Gómez, mejor conocido como Presa La Boca, con el fin de refrescarse un poco.

Para ingresar a este lugar se realizaron largas filas de vehículos, por lo que las familias tuvieron que esperar hasta 30 minutos dentro de los coches.

Algunas personas disfrutaron del ambiente de la música, la carne asada y el paseo en caballo, mientras que otras recolectaban las decenas de latas de cerveza para posteriormente ser vendidas.

Con información de Denisse Mesta.