23 de marzo de 2014 / 02:30 p.m.

Monterrey.- Aunque está pronosticado que este domingo la temperatura baje por la tarde y noche, eso no impidió que las altas temperaturas golpearan a los regiomontanos este sábado.

El aire caliente, aunado a los poco más de 30 grados, hizo que algunos aprovecharan la apertura de las albercas.

Otros que no tuvieron la oportunidad se conformaron con la compra de aguas frescas o paletas de hielo.

Y es que el quitarse el calor no es costoso, a pesar de que venden agua natural de limón, misma que no sufre incremento.

Pero no haga confianza pues, aunque este sábado el calor llegó a ser agobiante, se espera un cambio de clima para este domingo.

Israel Santacruz