13 de octubre de 2014 / 08:09 p.m.

 

Monterrey.- Se aprobaron reformas para castigar con penas severas a quienes conducen bajo los efectos de sustancias toxicas o utilizando teléfonos celulares.

El pleno del Congreso del Estado votó a favor con 36 votos y 2 en contra por el dictamen, que reunió 5 iniciativas que hacía referencia a penas más severas para los conductores ebrios.

Y esto implica reformas al código penal y al código de proceso penal para el estado de Nuevo León, a la ley que regula la Ley de Licencias para Conducir y a la Ley de Prevención y Combate al Abuso del Alcohol.

 "Se establece que el imputado condenado por el homicidio culposo grave, no tendrá derecho a la condena condicional o a la sustitución de sanción. Adicionalmente se impondrá la suspensión al derecho de conducir vehículos por un término igual a la de la pena de la privativa de la libertad.

"Se elimina el procedimiento abreviado a la prohibición de que la persona pueda gozar del perdón judicial, conmutación de sanciones, remisión parcial de la pena, o tratamiento preliberacional".

Se contemplan sanciones administrativas para los conductores que utilicen algún aparato de comunicación, a excepción de quienes utilicen manos libres, con multa de 50 a 200 cuotas, suspensión de la licencia hasta por tres meses y arresto hasta por ocho horas.

Por conducir bajo intoxicación y cometer cualquier infracción administrativa, la multa llega hasta 300 cuotas y suspensión de licencia por 3 meses y cárcel de 24 horas.

FOTO: Especial

GUADALUPE SÁNCHEZ