ERIK SOLHEIM ROCHA
18 de octubre de 2016 / 07:15 p.m.

MONTERREY.- El Congreso de Nuevo León aprobó modificar el Código Penal del Estado para con lo que se incrementarán las penas en el delito de robo de autopartes.

Las modificaciones al artículo 411 establecen que dicho delito se sancionará de 2 a 7 años de prisión y de cincuenta a 300 cuotas de multas, a quien lo cometa, participe y hasta para quien compre una pieza de dudosa procedencia.

“Tanto el que vende las partes robadas como el que hace el traslado de las piezas que componen el vehículo entran a la pena del robo de autopartes”, dijo el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad en el Congreso, Gabriel Tláloc Cantú.

De acuerdo al Código Penal del Estado de Nuevo León cuando el robo es inferior a 36 mil pesos en autopartes se sanciona de 2 a 7 años de cárcel; o bien con una multa económica de 50 a 300 cuotas que equivalen de tres mil 500 a 21 mil pesos.

No obstante, cuando el robo supere los 36 mil pesos, quien lo cometa podría alcanzar hasta 10 años de prisión.

Y ponga atención porque el comprar una autoparte sin revisar su procedencia podría meterlo en problemas ya que al adquirirla podría ser sancionado hasta con tres años de prisión.

“A los ciudadanos que tomen en cuenta que esto es como los anuncios de la piratería es no comprar artículos robados o en lugares donde se facilite esto”, explicó el diputado.

Ante el alza de delitos de este tipo en los municipios metropolitanos, los alcaldes presentaron dicha iniciativa, misma que ya fue aprobada por unanimidad en el Pleno del Congreso del Estado.