ERIK SOLHEIM ROCHA
18 de enero de 2017 / 04:26 p.m.

MONTERREY.- En medio de protestas y con un Congreso Local completamente blindado por las autoridades, los diputados locales dieron marcha atrás a diversas reformas del Paquete Fiscal 2017, donde obliga al estado y municipios a subsidiar la tenencia, refrendo e impuesto predial hasta por un 100 por ciento.

Los diputados dictaminaron reformas al Código Fiscal, Ley de Hacienda del Estado y Ley de Hacienda para los Municipios; de donde se eliminó el "terrorismo fiscal", subsidios de hasta el cien por ciento en tenencia y refrendo, así como subsidios del cien por ciento en el impuesto predial.

En el caso de la tenencia, se aprobó por ley la reducción del 50 por ciento y se obliga a la autoridad estatal a que en quince días publiqué las reglas de operación para los subsidios en tenencia y predial.

Lo mismo ocurrió con el predial y otros impuestos municipales, donde se avaló darle la facultad a los cabildos de subsidiar el impuesto hasta por el cien por ciento, con un plazo para sesionar en 7 días y establecer las reglas para acceder a los descuentos.

Es importante destacar, que los subsidios aplican únicamente sobre el monto que a finales de 2016 se aprobó incrementar.

También se aprobaron reformas al Código Fiscal para quitar la facultad de embargar bienes, hostigar y hasta encarcelar a los contribuyentes morosos.

Mientras tanto, afuera del Congreso, alrededor de 300 personas de diversos grupos, entre ellos empleados de los Casinos, exigieron la reducción de los impuestos municipales y estatales.

En el caso del impuesto a casinos, los empleados de las casas de apuestas presentaron un escrito en el que exigen sea retirado el 10 por ciento de impuestos a los jugadores de la tercera edad, al asegurar que esto pone en juego 20 mil empleos de quienes trabajan en casinos, a causa de que baje la clientela; y también porque consideran se violan los derechos humanos de los jugadores adultos mayores.