ERIK SOLHEIM ROCHA
27 de abril de 2016 / 03:32 p.m.

Monterrey.- El Congreso Local avaló reformas a la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable del Estado de Nuevo León, con la que el transporte gratuito para estudiantes, adultos mayores y personas discapacitadas por ley deberán ser facilitados por el Estado.

Ahora la ley establece que el Gobierno del Estado deberá brindar la gratuidad del transporte a dichos grupos y que sean ellos quienes definan los mecanismos para su viabilidad.

Las modificaciones al artículo 30 de la Ley de Transporte establecen que será por medio de aparatos validadores como se deba controlar la gratuidad y se aplicará mediante la expedición de tarjetas para los beneficiados, aparatos como el sistema Tarjeta Feria.

Se obliga también a que todas las rutas adapten las unidades con estos aparatos, y de no ser así, sean sancionados.

"Yo les aseguro que como quedó amarrado constitucional y en la ley secundaria, no hay duda, habrá transporte gratuito en Nuevo León", dijo Héctor García.

"El estado otorgará la gratuidad en términos de las reglas de operación que emita la agencia para los estudiantes que se encuentren cursando alguno de los niveles de educación media superior y superior... Durante los días del ciclo escolar; las personas adultas mayores y las personas con discapacidad", Cita el artículo 37.

Las reglas de operación, la Agencia Estatal del Transporte deberá considerar objetivos generales, específicos, cobertura y duración, criterios de selección de sujetos al apoyo, presupuesto para el programa, entre otros.

El coordinador de la bancada del PAN, Arturo Salinas, reveló que de acuerdo a estudios de los transportistas, un total de 140 mil personas deberán ser beneficiadas, costaría alrededor de 35 millones de pesos mensuales, sin embargo, será el Gobierno del Estado el encargado de establecer las reglas de operación, así como el número de beneficiados de este programa.

"Si nosotros quisiéramos que el universo total recibiera el beneficio completo de la gratuidad, estamos hablando de un presupuesto de 35 millones de pesos (mensuales) que para el Estado de Nuevo León es muy manejable, simplemente si lo comparamos con cobijas, pues prácticamente es la misma cantidad", dijo Arturo Salinas.

A partir de hoy, correrá un plazo de 90 días para que la ley entre en vigor, periodo que deberá ser aprovechado por el estado para realizar mesas de trabajo con transportistas y diputados, a fin de encontrar el mecanismo que haga realidad la gratuidad, así como definir el número de beneficiados y quien absorberá el costo que represente.

Los diputados también avalaron la segunda vuelta de la reforma al artículo tres Constitucional que obliga al gobierno de Nuevo León a garantizar un servicio de transporte público digno para los usuarios.