ERIK SOLHEIM ROCHA
19 de diciembre de 2015 / 08:59 a.m.

Monterrey.- Que la ciudadanía pueda quitar del cargo a un alcalde, diputado y hasta al gobernador ya es una realidad tras aprobarse en Pleno la nueva Ley de Participación Ciudadana.

En ella se incluye diversas figuras entre las que destaca la Revocación de Mandato donde los ciudadanos que estén inconformes con la labor de sus gobernantes (Gobernador, alcaldes y diputados) tendrán derecho a promover ante la Comisión Estatal Electoral un recursos para que sean removidos. Para tal fin requerirán las firmas del 10 por ciento de la lista nominal.

Se incluye también la figura de Consulta Popular, donde el gobierno (municipal y estatal) deberá consultar a la ciudadanía si esta de acuerdo con aluna acción que desea realizar; la Ley marca que si la mayoría de los ciudadanos dice 'no', el gobierno debe respetar tal postura.

Consulta Ciudadana: la ciudadanía podrá solicitar voz y voto una consulta ciudadana diversos temas.

Consulta Popular: el gobierno y poder legislativo deberá preguntarle a los ciudadanos sobre alguna acción que pretende realizar.

Iniciativa Ciudadana: además de presentar iniciativas como actualmente tienen derecho, los ciudadanos tendrán la posibilidad de explicar y los diputados de escuchar las propuestas del ciudadano.

Presupuesto Participativo:
será obligación de los gobiernos municipales destinar una parte del presupuesto para que la ciudadanía se organice en asambleas y comités directivos y decida en que se utilizará dicho recurso, (tentativamente será de un 5 % de los recursos propios)