28 de marzo de 2014 / 01:22 a.m.

Monterrey.- Después de cuatro horas de discusión, la Cámara de Diputados aprobó ayer en lo general y en lo particular el proyecto de reformas a la Ley General de Cultura Física y Deporte para sancionar hasta con cuatro años de prisión los actos de violencia en los estadios.

El presidente de la Mesa Directiva, José González Morfín, instruyó a enviar la minuta al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

El pleno desechó 13 reservas presentadas por legisladores del PRD, Movimiento Ciudadano y PT, aunque admitió una de la perredista Alliet Bautista para considerar como sujetos de sanción a los responsables de las barras.

Al comienzo de la sesión ordinaria, el coordinador de los diputados federales del PRI, Manlio Fabio Beltrones, refrendó la determinación de su bancada para endurecer las penas a los responsables de la violencia en los eventos deportivos.

El líder parlamentario del PRD, Silvano Aureoles, secundó el llamado a sancionar con dureza la violencia, pero subrayó que ese castigo debe alcanzar también a quienes están detrás de las barras.

Agustín Serna Zamarrón