SYNDY GARCÍA
22 de agosto de 2016 / 07:38 a.m.

MONTERREY.- Por presuntamente desaparecer 35.2 millones de pesos, la ex alcaldesa panista, Margarita Alicia Arellanes Cervantes, es investigada por el municipio de Monterrey y por las autoridades en materia anticorrupción.

Fuentes del ayuntamiento regiomontano revelaron que el monto del dinero desaparecido pertenecía a empleados municipales, pero fue desviado.

A empresas aseguradoras, bancos, mueblerías, ópticas y hasta al propio sindicato de Monterrey, se indicó, se les dejó de pagar por varios meses, aunque los montos sí se rebajaban mediante nómina.

Cifras proporcionadas por las fuentes municipales destacan que 13 millones de pesos correspondían a aportaciones sindicales y 6.2 millones de pesos a préstamos personales.

Se suman a lo anterior 3.5 millones de pesos de seguros y otros 10 millones de pesos a la compañía mueblera Famsa.

Por otros servicios también se descontaron a trabajadores 1.7 millones de pesos, 500 mil pesos por seguros de ambulancias, así como otros 300 mil pesos a ópticas.

Sin embargo, aunque esos montos debieron ser pagados a las compañías y al sindicato, la administración pasada no cumplió con lo establecido.

Las fuentes del ayuntamiento de Monterrey destacaron que uno de los motivos por los que se dieron cuenta de que se debían esos recursos, fue porque a algunos empleados afectados se les notificó de pronto que aparecían en buró de crédito por no pagar.

No obstante, a través de sus recibos de nómina si se comprobó que ese dinero se les fue rebajado, algo que no realizó la administración pasada a cargo de la ex alcaldesa Margarita Arellanes.

Debido a que algunos empleados municipales tuvieron problemas con las empresas, el ayuntamiento de Monterrey tuvo que obligarse a pagar parte de los 35.2 millones de pesos.

Fue el pasado 8 de julio cuando el secretario de Ayuntamiento, Genero García de la Garza, presentó una tercera denuncia en contra de la administración de Arellanes Cervantes por irregularidades en retención de dinero de empleados municipales.

En ese momento, el funcionario municipal expuso que corresponden a siete las empresas privadas, además del sindicato de Monterrey.

Aunado a esta investigación, la ex alcaldesa regiomontana, Margarita Arellanes Cervantes y cinco de sus ex colaboradores (Irasema Arriaga, Jesús Hurtado, Julián Hernández, Alejandra Rodríguez y José Francisco de la Cruz), enfrentan una vinculación a proceso por considerarlos probables responsables del delito de ejercicio indebido de funciones públicas por erogar en un despacho de abogados.

Montos que presuntamente se desviaron

• Aportaciones sindicales: 13 millones de pesos

• Préstamos personales: 6.2 millones de pesos

• Seguros: 3.5 millones de pesos

• Famsa: 10 millones de pesos

• Seguros de ambulancia: 500 mil pesos

• Óptica: 300 mil pesos

• Otros servicios: 1.7 millones de pesos

• Total: 35.2 millones de pesos