14 de julio de 2014 / 12:10 a.m.

Monterrey.- Al principio el semblante era alegre,luego de nervios y al final triste, eran algunos argentinos que se concentraron en restaurantes del estado para vivir la final del Mundial de Futbol Brasil 2014, donde el marcador quedó 1-0 favor Alemania.

Las familias presentes vivieron el encuentro con la esperanza de que los argentinos fueran los ganadores.  Vistiendo camisas de la selección de su país y menores con la bandera pintada en la cara acudieron a un restaurante ubicado en la avenida Garza Sada y Alfonso Reyes al sur de la ciudad.

Al momento del gol de Alemania, la esperanza decayó, pues quedaban pocos minutos para el final.

"No importa, seguimos apoyando a Argentina y al final de cuentas un segundo puesto no es un cuarto", comentó Gerardo, quien se encuentra de vacaciones en el país.

Sin embargo la final llegó y a los argentinos no les quedó de otra más que comentar que un segundo lugar no es malo.

"Llegamos a la final y eso para nosotros es un gran logro, un segundo lugar no es nada malo", expresó Diego.

En otros restaurantes del centro de Monterrey hubo menor presencia de argentinos, sin embargo la asistencia defamilias a diferentes lugares de convivencia fue notoria.

FOTO: Marilú Oviedo

MARILÚ OVIEDO