DENISSE MESTA
15 de agosto de 2015 / 05:22 p.m.

Santiago.- El Secretario de Seguridad Pública de Santiago, Abundio Barragán Domínguez, desmintió la versión del ex candidato independiente a la alcaldía de este mismo municipio, Alfonso Jiménez Pérez, quien señaló que el arma que le fue encontrada el pasado lunes le había sido sembrada entre sus pertenencias por policías municipales.

Barragán Domínguez mencionó que cuenta con la documentación de la PGR que avala esta versión y serán ellos mismos quienes realicen el peritaje que consta de la presencia de huellas dactilares de Jiménez Pérez.

"Cuento con la documentación con la cual en su momento se pone a disposición de la PGR, la cadena de custodia, el documento donde se le entrega el oficial en turno y donde se solicita donde se hace un dictamen médico"

Explicó que a Jiménez Pérez se le localizó el arma en la bota del lado derecho, luego de hacérsele una revisión de rutina, sin poner resistencia, cuando fue detenido por estar a punto de chocar una patrulla de Fuerza Civil y del municipio de Santiago en la Carretera Nacional a la altura de los Cavazos.

"Se le invitó a bajar del vehículo y, al hacerse la revisión corporal, en la bota del lado derecho se encontraba el arma. Él cooperó y lo que se hizo fue comunicar de manera inmediata al CODE y él, a su vez, giró la instrucción de que se pusiera a disposición de la PGR, que es el órgano regulador para este tipo de eventualidades"

El Secretario de Seguridad Pública del llamado "Pueblo Mágico" declaró que el ex candidato independiente admitió que el arma de fuego le pertenecía, por lo que desconoce la contradicción.

"Me imagino que para él es pesado quizás enfrentar una situación de estas, pero pues en nuestra función estamos contra el influyentismo, y si el señor cometió un error, el señor tiene que afrontar las consecuencias", dijo.

Señaló que los elementos de Fuerza Civil pueden corroborrar la versión, aunque fue la corporación de Santiago quien se hizo cargo.

"Quien se hizo cargo fue la policía municipal pero ellos pueden corroborrar que el señor por poco les impacto la patrulla, el señor estaba en estado de ebriedad".

Los hechos sucedieron la noche del lunes 10 de agosto, cuando Alfonso Jiménez Pérez regresaba de casa de su mamá en Monterrey y se dirigía hacia su domicilio ubicado en Los Cavazos.