1 de abril de 2014 / 12:32 a.m.

Monterrey.- Con los votos de dos ex panistas, el PRI logró arrebatarle al PAN el control en el Congreso del Estado al aprobar un acuerdo delegatorio mediante el cual establece que la primera minoría asuma la presidencia de la Comisión de Coordinación y Regimén Interno, que se encarga de la administración legal y financiera.

Para lograr la jugada política, la bancada priísta se apoyó en los legisladores de Nueva Alianza, del Partido del Trabajo y de los ex albiazules Luis David Ortiz y Eduardo Cedillo.

Los panistas no se imaginaron lo que iba a pasar en la sesión, pues de otra manera lo habrían podido evitar con algo tan simple como la ausencia de algunos de sus legisladores para que no se completara el quorum legal necesario para dichas reformas.

Además, una vez aprobado el Acuerdo Delegatorio, el coordinador priísta propuso modificar la conformación de las Comisiones, con lo que terminaron de arrebatarle el control a los panistas.

Ahora, la presidencia de la Cocri será ocupada por el priistas Edgar Romo, al igual que la de la Comisión de Hacienda. Luis David se quedó con la presidencia de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales.

Una vez consumada la acción, el coordinador de la bancada del PAN, Alfredo Rodríguez, lamentó los movimientos porque considera que perjudican a la entidad.

Curiosamente, durante la sesión, se dio un apagón en las instalaciones del Pleno del Congreso, pese a lo cual el presidente Francisco Cienfuegos decidió que continuaran legislando en lo oscurito para no detener las actividades.

Francisco Zúñiga