SANDRA GONZÁLEZ
6 de octubre de 2016 / 05:52 p.m.

MONTERREY.- Mientras el PRI dijo que serán 22 los automóviles que el Congreso del Estado comprará, el PAN aseguró que hay otras necesidades, como la reparación de los elevadores del edificio.

Después de que Telediario dio a conocer que los coordinadores de bancadas acordaron adquirir una decena de vehículos, el líder de los priistas, Marco González confirmó las intenciones y aumentó la cantidad.

En rueda de prensa señaló que la flotilla del Poder Legislativo era de 55 automóviles, de los cuales cinco fueron regresados a fábrica, uno robado y otro había sido pérdida total.

Los 48 restantes son modelos entre 2002 a 2012, en su mayoría Tsurus o Sentra, y algunos con más de 300 mil kilómetros recorridos... lo que, de acuerdo al coordinador del PRI, representa un riesgo para la seguridad de los legisladores.

“Yo como administrador del Congreso no puedo permitir la inseguridad… debo evitar accidentes de los diputados, tenemos diputados rurales que se trasladan y aparte el argumento más sólido es que son ahorros, no estamos comprando un vehículo”, dijo Marco González.

Agregó que el dinero para comprar los automóviles Versa, con costo unitario de 195 mil pesos, salió de ahorros en el gasto corriente.

“Los poderes tanto ejecutivo como judicial tienen camionetas blindadas, aquí ningún diputado tiene ninguna camioneta blindada a costa del erario público (sic), porque una camioneta equivale a 10 versas, mínimo”, comentó.

Sin embargo, horas después, el coordinador de bancada del PAN, Arturo Salinas, dijo que no hay un acuerdo en el Comité de Adquisiciones y en caso de solicitar el voto para esta causa, primero tendrían que solventar las cuestiones de accesibilidad del edificio que ocupan.

“Es más urgente los elevadores, no hay acuerdo para comprar vehículos, cualquier otra decisión no ha sido consensada con Acción Nacional, no se ha votado en la COCRI y no hay ningún acuerdo relativo a éste ni otro tema”, dijo Arturo Salinas.

El líder de los albiazules se quejó de los cuestionamientos hacia la austeridad del Congreso y señaló que debido a esto, el Poder Legislativo tiene una mala infraestructura.

Los coordinadores aún no han definido cuándo someterán a votación oficial la compra de automóviles.