2 de mayo de 2014 / 09:30 p.m.

Tamaulipas.- Más de mil migrantes que viajaron con la caravana de la Solidaridad y Libre Tránsito Migratorio llegaron a Nuevo León al Albergue del Migrante, algunos esperan que baje la violencia en Tamaulipas para seguir su camino, y otros ya se han adelantado.

Provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala salieron de su país con el único objetivo de llegar a Estados Unidos.

Nohelia Velázquez Pérez es una mujer de 25 años que salió de Honduras con su hija de 6 años enfrentándose a todos los riesgos que implica ser un migrante, peor cuando se es mujer, aunque trata de aparentar que todo es sencillo al platicarlo es difícil ocultarlo.

Abundan los casos de hombres que salieron de su país como Sergio Orlando Irias, quien dejó a su esposa y a su hija de 7 años en Honduras.

Este grupo de personas han sido apoyados por sacerdotes para que sus casos sirvan para alzar la voz y sean respetados sus derechos señaló el padre Luis Eduardo quien les brinda refugio.

Algunos siguieron su camino a Reynosa, otros decidieron esperar en Nuevo León porque al estar tan cerca de su sueño temen que la violencia los alcance.

Lo que todos coinciden es que no desean regresar a sus países.

Zyntia Vanegas