GUSTAVO MENDOZA LEMUS | MILENIO DIGITAL
6 de diciembre de 2015 / 10:28 a.m.

Monterrey.- En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, conmemorado el 3 de diciembre, el arte se posiciona como una herramienta no sólo de esparcimiento, sino como una ventana hacia la inclusión.

Diversas asociaciones civiles en Nuevo León trabajan con el arte a la par de la rehabilitación física o intelectual.

Karla Ponce Hernández, fundadora de la asociación Conciencia Integradora, refiere cómo a través del arte se pueden disolver las diferencias entre las personas, permitiendo una dignificación hacia quien cuente con alguna discapacidad.

Desde la plataforma Movimiento Sonríe se han organizado dos exposiciones bajo el lema Mi talento es..., en donde participan alumnos de distintas asociaciones, ya sea con algún padecimiento intelectual, motriz o de comunicación.

En estos ejercicios, los niños y jóvenes participantes no sólo buscan demostrar su destreza, sino que utilizan el papel o el lienzo para dar pequeños mensajes al posible espectador de su obra.

"En una ocasión nos presentaron un trabajo que eran unos cómics, y en él se leía un mensaje que decía 'somos más inteligentes de lo que piensan'. Ahí el mensaje es muy directo de parte de los chicos", refiere Ponce Hernández.

Nuevo León es la cuarta entidad a nivel nacional con el mayor porcentaje de personas con discapacidad, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

PRIMER PÁSO: SENSIBILIZACIÓN

Un primer paso para abordar el tema de la inclusión hacia las personas con discapacidad es la sensibilización de la sociedad en general.

La maestra Luz Silva Morín, directora de Educación a Grupos Especiales en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), indica que los trabajos parten desde el tema de la sensibilización, tanto a nivel directivo como de los empleados de la Universidad.

A partir de ahí, expone, se empiezan a generar los principales cambios.

"La primera etapa, siempre es buscar la sensibilización, es lo más difícil. Nosotros nos enfocamos en este tema, que la sensibilización tiene que ser desde el nivel directivo hasta el personal administrativo, así como con los estudiantes", apunta.

En la UANL se tiene una población de mil 426 estudiantes con alguna discapacidad, de los cuales, 620 están cursando el bachillerato, mientras que 806 lo hacen a nivel superior.

Talleres relacionados con el arte o el concurso de ensayos sobre la discapacidad son algunas de las tareas emprendidas para generar inclusión.

"Al preguntarles a los estudiantes nos damos cuenta que necesitan cosas a veces muy sencillas que nosotros no vemos, como es el colocar pasamanos en las escaleras o antiderrapantes".

DERECHO UNIVERSAL

Con la modificación al artículo 4 de la Constitución, donde se agregó el concepto de acceso universal a la cultura, las personas con discapacidad tienen todo el derecho a acceder a manifestaciones artísticas.

En las ediciones de la exposición se ha contado con el apoyo de instituciones como Nuevo Amanecer, Instituto Down Monterrey, Centro de Rehabilitación Infantil HOGA, Arena Asociación Regiomontana de Niños Autistas y Effeta, por mencionar algunas.

El arte enfocado a personas con alguna discapacidad no es sólo encontrar una actividad de entretenimiento, sino que provee una posibilidad de dignificación.

"A ellos les permite no sólo disfrutar de la cultura, pues también les permite estar en una condición de igualdad, de dignificar el concepto que la mayoría de la población el tema de la discapacidad", menciona Ponce Hernández.