10 de noviembre de 2014 / 03:33 a.m.

Monterrey.- Tras los anuncios por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) que confirmaron la muerte de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, se solidarizó con los padres de los normalistas y exigió a las autoridades que se continúe con las investigaciones.

Asimismo, reconoció la reacción que han tenido los padres de los jóvenes, ya que vivir este tipo de situaciones es muy difícil y aceptar la versión del asesinato sin pruebas contundentes puede ser complicado.

No obstante, Cabrera López condenó los hechos ocurridos la noche de ayer en el Palacio Nacional, donde un grupo de jóvenes indignados incendió una parte del edificio en una manifestación violenta.

Por ello, hizo un llamado a unirse solidariamente con las familias, pero de manera pacífica.

A la comunidad católica de México, Cabrera López llamó a sumarse en oración y a participar en la vida pública para que las autoridades y los grupos policiacos realmente muestren respeto por los derechos humanos de todos los mexicanos.

FOTO: Archivo

MILENIO DIGITAL