ERIK SOLHEIM ROCHA
23 de julio de 2017 / 04:42 p.m.

MONTERREY.- Al considerarla una propuesta incongruente, la iglesia católica de Monterrey se manifestó en contra de la iniciativa presentada por el Gobierno del Estado para cobrar un impuesto a los ciudadanos que vivan en Nuevo León y tengan vehículos con placas foráneas.

El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, señalo que dicha propuesta debe ser analizada de nueva cuenta ya que consideró no es necesaria.

"Mientras una persona no esté haciendo nada en contra de la ley, puede tener su automóvil con las placas de cualquier estado…yo considero que no es necesario pero no sé qué pretenden", aseguró.

Comentó que las autoridades locales deben consultar con los estados vecinos para que haya congruencia en el cobro del derecho, y agregó que cobrar un impuesto a los conductores con placas foráneas no es la manera de combatir la inseguridad.

Aunque puede ser inconstitucional, el Gobierno del Estado propuso restringir la circulación de vehículos con placas foráneas y a su vez cobrarles un derecho mensual de 302 pesos para permitirles circular, todo lo anterior bajo el argumento de bajar el uso de vehículos de este tipo en hechos delictivos.

Según la última estadística emitida por el Gobierno del Estado correspondiente al año 2016, en Nuevo León circulan 140 mil autos con placas foráneas, de los cuales 42 mil vienen de paso.


pjt