FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
19 de mayo de 2017 / 07:46 p.m.

MONTERREY.- Los vecinos de Colinas del Huajuco, en el sur de Monterrey viven una pesadilla desde hace siete meses. Son continuos los asaltos en la calle, los robos en las casas, y los ladrones tienen el descaro de meterse a las residencias a robar aunque estén adentro sus habitantes.

Temen una tragedia, ante esta ola de inseguridad.

“Desde noviembre tenemos robos con incidentes de violencia, a los vecinos, el fin de semana pasada por la noche, luego del partido, los vecinos afuera, fueron agredidos por delincuentes”, dijo el vecino Luis Olmos.

El fraccionamiento tiene unos 10 años de haberse construido, pero fue hasta recientemente cuando comenzó esta ola de inseguridad.
“Estamos viviendo de robos al interior de las casa con personas adentro, hay video aquí”

Cuando compraron sus viviendas, el fraccionador les prometió que habría una barda perimetral, pero nunca cumplió. Había una malla, hacia la parte norte, que colinda con el cerro de la Silla, pero ampliaron el fraccionamiento, y la quitaron. Por ahí entran los maleantes.

“Se nos ofreció barda perimetral, luego cambió concepto y se amplió el proyecto, y al ampliarse se queda expuesta la parte hacia el cerro”, dijo.

Ante la inseguridad, los vecinos han tenido que reforzar puertas, ventanas, incrementar vigilancia, pero no han logrado controlarla. Saben que aún falta por desarrollar más viviendas, pero desconocen si es el mismo fraccionador, y temen que esto agrave el problema.

Le pedimos al Estado nos envíe más policías, atienden, y no es suficiente, vienen, pero son rondines que no puede hace presencia al cien por ciento”, señaló.

La colonia no puede ser privada, pero consideran que si colocaran al menos una malla, se dificultaría el paso de los maleantes.

Pero el particular que es dueño del terreno donde colinda la colonia, les ha hecho el mismo caso que el Cerro de la Silla... es decir, no los escucha.