ISRAEL SANTACRUZ
26 de julio de 2016 / 09:46 p.m.

MONTERREY.- A poco menos de un mes de que policías del municipio de San Pedro lesionaran al hijo de un político tamaulipeco durante una presunta persecución, la parte defensora del afectado advirtió que los efectivos municipales ignoraron los protocolos marcados por la ley.

Miguel González Garza, abogado defensor de Javier Cárdenas, hijo del diputado federal Gustavo Cárdenas, descartó la persecución, y sostuvo que por el contrario, un sujeto que nunca se identificó como policía, disparó en contra del joven.

“Le dispararon con intenciones de matarlo, no de detenerlo, no de detener el vehículo, le dispararon tres sujetos civiles, que ahora sabemos son policías, pero el dicho de Javier es que en ese momento se le acerco una persona civil disparándole, sin identificarse”, dijo González Garza.

El litigante detalló que los disparos de los efectivos fueron dirigidos al conductor para detenerlo, y no a las llantas para frenar el vehículo.

“Yo lo único que sé y me consta es que no pudo haberse dado ninguna persecución, porque los hechos fueron en el estacionamiento techado del H-E-B Fundadores, ahí inicio la agresión y la camioneta fue detenida o detuvo su marcha porque Javier vio a los policías, ahora sí policías uniformados y en patrullas”, agregó.

Ante ello aseguró que hay una denuncia, además de la que persigue la Procuraduría Estatal.

“Javier ya presentó una denuncia querella, yo lo acompañé como su defensor particular en la Agencia del Ministerio Público especializada contra servidores públicos, la querella está presentada en contra de quien resulte responsable por los delitos”, finalizó.

González Garza descartó un acercamiento con los policías sampetrinos, con el director de Policía o el propio alcalde Mauricio Fernández.