9 de octubre de 2014 / 07:08 p.m.

Monterrey.- Mientras alcaldes priistas consideraron como una falta de respeto la insistencia de Margarita Arellanes al evento de inauguración del Macrocentro Comunitario San Bernabé, el cual fue encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, ediles albiazulues argumentaron que el señalamiento del Mandatario Federal obedeció a fines políticos.

El alcalde de Apodaca Raymundo Flores, calificó como descortés la ausencia de la Alcaldesa Regia, argumentando que no es justificante una supuesta falta de invitación.

"Es un tema no muy preciso eso de 'no me invitaron'. Me parece una descortesía muy importante que venga la máxima autoridad Presiente y no podamos hacer un espacio en nuestra agenda. No solamente por cortesía política sino por convenir los intereses de quienes tenemos responsabilidades en cada uno de los municipios", mencionó.

Por su parte, el alcalde de San Nicolás, Pedro Salgado Almaguer, mencionó que los hechos tuvieron intenciones políticas con rumbo a los comicios electorales.

Hubo Ediles, como César Cavazos de Escobedo que se mantuvieron al margen y consideraron que la intención debió estar enfocada al beneficio del nuevo proyecto estatal.

"Desconozco si la invitación o no. Hay que destacar el evento. Que el señor presidente vino y que le va a ir bien a la gente de Monterrey de la zona poniente", dijo.

Fue el pasado miércoles, cuando el presidente Enrique Peña Nieto visitó la Ciudad para inaugurar el Centro Comunitario, al cual no asistió la alcaldesa argumentando que no fue invitada de manera formal por el Gobierno del Estado.

FOTO: Archivo

MARCELA PERALES