MARCELA PERALES
11 de septiembre de 2015 / 05:38 p.m.

Monterrey.- Luego de que alrededor de 200 personas protestaran por la construcción del Colegio San Felipe en la Carretera Nacional, el Presidente del Consejo de Administración del  plantel, descartó que la construcción tuviera irregularidades en los permisos, como lo denunciaron vecinos del sector.

Felipe Flores Guajardo informó que el proyecto comenzó a gestionarse hace dos años y fue el pasado mes de mayo cuando la Secretaría de Desarrollo Urbano aprobó los permisos de uso de suelo y de construcción bajo el expediente 4322/2015.

"Definitivamente lo descarto, de hecho yo tuve contacto con gente de la colonia, vecinos que son conocidos y les pedí desde hace tres semanas, un mes, que con mucho gusto me sentaba con ellos para mostrarles todos mis permisos y que no existía absolutamente ningún dolo y ninguna irregularidad al respecto"

Aunque aceptó el problema de vialidad que persiste en la Carretera Nacional, dijo que los estudios de aforo vial realizados por particulares, arrojaron que la zona es transitable y que la calle más cercana al colegio, que es Los Nogales en su cruce con Antiguo Camino a Santiago, registra una afluencia de 178 vehículos por minuto.

"Los estudios arrojan que el nivel de servicio que otorga ese crucero hoy por hoy es del nivel A y el nivel A es un nivel muy inferior a lo que se menciona de 4 mil ó 5 mil vehículos que se transitan por ahí. Esos 4 mil y fracción son los que pasan por la carretera nacional, por la parte de arriba"

Así mismo, dijo que el problema de vialidad no es nuevo y que si las autoridades no hacen lo competente, el colegio también se verá afectado.

"Este es un asunto tanto de carácter federal como de carácter municipal porque la carretera es federal, los espacios que se están solicitando, los están solicitando la misma protección que tiene el municipio a futuro para la carretera nacional y que todos debemos de dejar ese espacio suficiente porque sabemos que el desarrollo va para el sur de Monterrey"

Por ultimo, Flores Guajardo aseguró a los quejosos que el nuevo plantel tendrá suficiente infraestructura para recibir a los conductores padres de familia, que no trastocaran la vialidad.

Dijo que la intención, es llevar una educación de calidad a la zona sur de la Ciudad.