syndy garcía
6 de abril de 2016 / 03:50 p.m.

Monterrey.- El puesto de subprocurador Anticorrupción a cargo de Ernesto Canales Santos fue desconocido este miércoles por las bancadas del PRI y PAN en el Congreso local.

Las posturas surgieron ante las declaraciones del gobernador, Jaime Rodríguez, quien descartó destituir a Canales Santos, aunque esté involucrado en un proceso por fraude.

El lunes Canales Santos aceptó haber cobrado seis millones de dólares en Estados Unidos, lo cual derivó en acusaciones de fraude por parte de Paula Cusi, viuda de Emilio Azcárraga Milmo.

Marco Antonio González Valdez, coordinador de la bancada del PRI, comentó que ni las investigaciones ni el puesto de Canales tendrán validez.

"Es un hombre (Canales) que no es neutral, agarra las cosas personal y las investigaciones que él pueda llegar a conclusiones, para nosotros no van a tener validez porque están muy sesgadas", dijo.

El diputado priista comentó que el puesto de subprocurador Anticorrupción debe ser para una persona íntegra y transparente, pero no para una persona cuestionada.

"Para el Congreso, Ernesto Canales, y para la mayoría de las bancadas, ya es un pasivo y no suma para el gobierno de Jaime y todas las investigaciones que está haciendo no van a tener una veracidad o certeza.

"Si el gobernador quiere trabajar bien con nosotros, debe reconsiderar la figura de Ernesto Canales (...) Si el Gobierno quiere que Canales siga al frente, que siga, pero para nosotros la figura de Canales ya no existe".

Arturo Salinas Garza, coordinador de la bancada del PAN, comentó que pese a que el Gobierno Estatal busca mantener a Canales, el funcionario tendrá que irse en cuanto entre el Sistema Estatal Anticorrupción.

"Me parece lamentable la postura del gobernador, el licenciado Canales se va a ir como quiera, el Sistema Anticorrupción va a entrar en vigor a más tardar tres, cuatro o cinco meses más y finalmente se irá.

"Me parece un capricho, un capricho no aceptar que su fiscal o su subprocurador Anticorrupción tiene deudas pendientes con la justicia que pueden entorpecer su labor al frente de la subprocuraduría", dijo.

Salinas Garza destacó que el proceso que actualmente enfrenta Canales Santos afectará las investigaciones que se realizan en la subprocuraduría, a su vez indicó que pondrán candados para que los que busquen el puesto de subprocurador Anticorrupción no puedan enfrentar el puesto con litigios pendientes.

"El subprocurador Anticorrupción más temprano que tarde habrá de irse y llegará una persona a través de una convocatoria pública, una persona que no debe de estar cuestionada, autónoma y qué bueno que sucedió esto, para que entre los requisitos de la convocatoria diga que no tenga nadie ningún proceso pendiente", expresó.