AGUSTÍN MARTÍNEZ
4 de septiembre de 2017 / 06:41 p.m.

MONTERREY.- Luego de más de tres días de agonía, finalmente el profesor de secundaria Samuel Álvarez de León, no resistió las heridas de bala que sufrió afuera de su casa, y falleció mientras era atendido en el hospital del ISSSTE Regional.

De esa manera el luto y la tristeza invadieron no solamente al barrio de la colonia Riberas de la Silla, sino también a los alumnos y personal de la Secundaria Técnica número 44, donde impartía clases.

Fue durante los primeros minutos del lunes cuando se reportó el deceso del mentor de 39 años de edad, según lo confirmó su propio padre, Don Samuel Álvarez.

Fuera de entrevista, el hombre relató que al momento de la agresión en contra de su hijo, él se hallaba arreglando unos asuntos de unas parcelas en su natal Cuencamé, Durango.

Indicó que hasta ahora desconoce quién o quiénes pudieron haber planeado y ejecutado el ataque, pues el joven no tenía enemigos ni problemas graves.

No sospecha de nadie, y los propios agentes ministeriales a cargo de la investigación le dijeron que no tienen pistas ni de los autores del asesinato ni del móvil del mismo.

Don Samuel corroboró las palabras de los vecinos de Riberas de la Silla, quienes describieron a Álvarez de León, como una persona tranquila, pacífica y siempre en contra de cualquier acto de violencia.

Desde muy pequeño participó activamente en la parroquia de su barrio, Corpus Cristi, donde formó parte de grupos litúrgicos e impartió catecismo durante mucho tiempo.

El gusto por la carrera magisterial, comentó su papá, lo heredó de cuatro tíos paternos, dos hombres y una mujer, quienes ya están jubilados o fallecieron.

Contrario a otros profesores, tras concluir su carrera en la Escuela Normal, Samuel fue asignado a planteles dentro del área metropolitana, y durante los últimos años prestó sus servicios en las secundarias 33 y 44, de San Nicolás y Guadalupe.

En esta última escuela fue colocado un moño negro en el acceso, en señal de duelo entre maestros, alumnos y personal administrativo.

El cuerpo de Álvarez de León comenzó a ser velado la tarde-noche del lunes en una capilla de la parroquia Corpus Cristi, cuyos sacerdotes y fieles le tenían una gran estima.

Este martes será despedido en su última morada, en un panteón ubicado en la avenida Ruiz Cortines, cerca de la zona de San Miguel, en Guadalupe.

El incidente que cobró la vida del profesor ocurrió como a las 18:45 horas del pasado jueves 31 de agosto, en las calles Campero y Ancón, en la colonia Riberas de la Silla-Fomerrey 31.

La víctima acababa de bajar de su vehículo Áltima color plata, y estaba extrayendo unas pertenencias de la cajuela, cuando se detuvo frente a él un taxi Tsuru color verde.

En la referida unidad viajaban al menos cuatro sujetos, algunos de los cuales le dispararon a corta distancia causándole una decena de heridas, principalmente en el tórax y en el abdomen.


pjt