ERIK SOLHEIM ROCHA
15 de mayo de 2016 / 07:07 p.m.

Monterrey.- Viernes 13 de mayo de 2016, en el municipio de Santa Catarina, se escribió una historia trágica más relacionada con la inseguridad.

Benito Javier Villarreal Elizondo, era un empresario exitoso que tenía su negocio de fabricación de cercas metálicas y de mini bodegas, el pasado vienes fue levantado de su oficina en Santa Catarina, llevado a su casa en San Pedro donde fue obligado a dar dinero en efectivo y finalmente fue ejecutado.

El caso tomó fuerza cuando a unas horas de su muerte, el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez confirmó que se trataba de una persona cercana a él y su familia.

“Es mi amigo, es cierto, es un amigo de la familia de hace muchos años. Lamentable evidentemente y estamos investigando cuales son las razones, lamento mucho este evento”, dijo el gobernador.

El mandatario descartó que se trate de un mensaje de la delincuencia organizada hacia su gobierno, más bien, dijo fue un hecho lamentable.
“Yo tengo muchos amigos en Nuevo León y no lo veo como mensajes más bien es un hecho lamentable al que nosotros le pondremos atención igual que a los demás, tenemos que saber pronto cual fue el móvil para detener a los responsables”, dijo el gobernador.

Un video de las cámaras de seguridad del negocio capta el momento exacto en el que los agresores, quienes iban armados ingresaron a las oficinas ubicadas en Santa Catarina para privarlo de la libertad… lo hicieron tras someter a dos secretarias y al empresario, quien no opuso resistencia.

El primer sujeto vestía sudadera negra con gorra del mismo color y pantalón de mezclilla; el segundo camisa tipo polo en color gris, pantalón de mezclilla, tenis blancos y gorra negra. Les tomó segundos el secuestro.

Fuentes cercanas a las investigaciones informaron que luego de ser privado de la libertad, fue trasladado a su casa en San Pedro, donde le obligaron a dar una fuerte cantidad de dinero.

Luego de efectuar el robo, Villarreal Elizondo habría sido ejecutado en la calle Bravo de la Colonia La Fama, atrás de un Súper Mercado en Santa Catarina.

La mañana siguiente el cadáver se localizó en el asiento posterior de su camioneta Jeep Cherokee con dos tiros en la cabeza, además se encontró un casquillo 9 milímetros en el interior del vehículo.

Hasta el momento, la Policía Ministerial no tiene confirmado de manera oficial el móvil del crimen.