FRANCISCO ZÚÑIGA
14 de abril de 2016 / 08:23 p.m.

Monterrey.- El Instituto Mexicano del Seguro Social tiene en proyecto dos unidades médico familiar y un hospital de especialidades que ayudarán a atender sin problemas el crecimiento en el padrón por los más de 260 mil jóvenes nuevoleoneses que entrarán en el programa de afiliación de estudiantes nivel medio superior.

No debe existir problema, consideró el delegado regional del IMSS, José Francisco Mata Rojas, quien explicó que el proyecto de dar servicio médico a los estudiantes es a nivel nacional, y participan el Instituto, Sedesol y en este caso, el Gobierno del Estado.

“Lo del estado lo tenemos que tener listo para el próximo martes, en la UANL ya vamos avanzando en la captura, el lunes me reportaron que ya va muy avanzado, están haciendo ajustes, cosas mínimas, pero yo creo que esta semana debe estar terminado, tener el padrón integrado de todas las universidades públicas”, dijo Francisco Mata Rojas, delegado regional del IMSS.

Tras la visita de Mikel Arreola, director General del IMSS, en la que se trató la integración de los estudiantes al Seguro Social, es probable que la próxima semana se tenga ya la documentación por parte de la Universidad Autónoma de Nuevo León, que incluirá a 180 mil estudiantes, y las escuelas técnicas y normales, que deben aportar otros 80 mil, aproximadamente.

“Cada director tendrá que integrar a su plantilla de alumnos a este programa. La idea es tener todo el alumnado en este esquema”, comentó.

La integración de los 260 mil estudiantes no debe representar riesgo para la capacidad del IMSS, porque es un sector de la población que poco requiere atención médica, salvo en contados casos.

Sin embargo, están en proyecto una unidad médico familiar en San Nicolás, con capacidad para 50 mil derechohabientes, otra en Apodaca, con similar cobertura y un hospital en García, que ayudaría a satisfacer el incremento en la demanda de servicio médico que pudiera darse.

“Cuando es joven es raro que se enfermen, todos los que tenemos hijos sabemos que realmente, por lo general tienen salud, puede haber una situación excepcional, pero la idea es que todo alumno esté tranquilo”, finalizó.

Básicamente es servicio médico total, pero sin las prestaciones que tienen los trabajadores. El estudiante recibirá un número de IMSS propio, que será permanente cuando se integre al mundo laboral.