28 de abril de 2014 / 01:56 a.m.

A temprana hora los feligreses comenzaron a llegar al puente del Papa, sin embargo, los 40 grados centígrados afectaron a los más vulnerables.

Monterrey.- Por las altas temperaturas que se registraron durante la misa que se realizó por la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, 220 personas fueron atendidas por elementos de la Cruz Verde en el lecho del río Santa Catrina, en los puestos de auxilio, debido a que sufrieron de insolación, y dos más fueron trasladadas a nosocomios de la localidad por deshidratación.

A temprana hora los feligreses comenzaron a llegar al puente del Papa, sin embargo, los 40 grados centígrados afectaron a los más vulnerables.

Aunque el reporte fue mínimo en comparación a la multitud que arribó al sitio, los paramédicos proporcionaron alimentos y bebidas para tratar de subir la presión de las personas.

CON INFORMACIÓN DE DENISSE MESTA