LUIS GARCÍA
14 de septiembre de 2017 / 05:45 p.m.

MONTERREY.- A 4 días de la falla que dejó sin energía eléctrica a buena parte de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y Chihuahua, la Comisión Federal de Electricidad dio a conocer el resultado final del peritaje practicado en la Subestación de San Jerónimo, así como las acciones inmediatas para evitar nuevas interrupciones en el servicio.

Mediante un comunicado, la paraestatal detalló que el análisis realizado en coordinación con el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) se llegó a la conclusión de que la falla técnica se debió a "un arco eléctrico que provocó súbitamente una sobretensión hacia otras subestaciones. Esto activó los mecanismos automáticos de protección que operaron adecuadamente, aislando circuitos para evitar daños mayores", detalló el comunicado.

La falla, explicó la CFE, tendría su origen en un desempeño por debajo de los estándares óptimos de los sistemas de aislamiento de la Subestación San Jerónimo.

El documento abunda que esto provocó que se activaran los mecanismos de protección en esta y varias centrales generadoras de energía, que en conjunto abastecen al noreste del país.

Tras el incidente, la paraestatal advierte que existe garantía de suministro eléctrico de la zona, para lo cual se reemplazaron equipos a fin de aumentar la confiabilidad de las redes de subtransmisión, además de que la Subestación San Jerónimo, donde se presentó la falla, se encuentra aislada de la red eléctrica.

Adicionalmente, la CFE aseguró que realiza una revisión exhaustiva del funcionamiento de los sistemas de control y protección en la infraestructura eléctrica asociada a dicha central.

El apagón registrado el domingo dejó sin suministro a 1.8 millones de usuarios en Nuevo León, 690 mil en Tamaulipas y 740 mil en Coahuila.


pjt