14 de octubre de 2014 / 12:31 a.m.

Monterrey.- El gobernador Rodrigo Medina atribuyó el incremento de denuncias por abuso de autoridad a que ahora hay más policías y acuden a todos los reportes ciudadanos.

Este lunes se publicó que de acuerdo a las estadísticas de la Procuraduría de Justicia, de enero a septiembre del presente año se han registrado 429 casos en los que un servidor público atenta contra los derechos de las personas. Esto representó un crecimiento del 300% en relación con el año anterior.

Incluso las denuncias interpuestas en estos nueve meses que van de 2014, rebasa todas las de 2011, 2012 y 2013 juntas.

"Claro que tenemos que atenderlo con mucha puntualidad y tenemos que analizar una por una para ver cuántas de ellas se confirman, pero lo que es un hecho es que con mayor participación policiaco, porque ustedes han visto que hemos incrementado el número de policías pero también la participación.

"Acudimos a todas, a todas las llamadas. Antes era un reclamo ciudadano que no llega la policía y hablamos y nunca están, ahora vamos a todas y participamos en todas", mencionó.

Las cifras fueron reveladas a través del portal de transparencia por la Procuraduría de Justicia, dejando establecido que en promedio cada mes se presentan 48 denuncias ante el Ministerio Público.

Sin embargo el mandatario optó por revisar caso por caso para confirmar si existió abuso de autoridad.

"Tenemos que revisar las denuncias para ver cuántas de ellas se confirman, estamos hablando de denuncias…Lo único que les trato de decir es que  hay que analizarlo una por una, que hay mucha mayor intervención de las corporaciones y de la policía, que somos más policía y que vamos a seguir interviniendo sin duda alguna y que eso quizá pueda provocar que se incrementen las denuncias y en caso de que se confirmen una o dos o todas, tendremos que ser muy puntuales para castigar a los responsables", dijo.

Los últimos años la Policía Ministerial, Fuerza Civil y Policía de Monterrey fueron las corporaciones que más reportes recibieron en contra.

FOTO: Archivo

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS