ERIK SOLHEIM ROCHA
24 de mayo de 2017 / 08:52 p.m.

MONTERREY.- Aunque en teoría su función es auditar las anomalías del Gobierno estatal, en la práctica, un funcionario de la Contraloría de Nuevo León ha dejado escapar un caso...el de la proveeduría que una empresa a nombre propio y de su hermana realiza a la administración encabezada por Jaime Rodríguez Calderón.

Documentos en poder de Telediario confirman que Jorge Salvador González Garza, director de Control y Auditoría del Sector Central, Contraloría y Transparencia Gubernamental, quien ingresó el 16 de diciembre 2015 y percibe sueldo de 64 mil 934 pesos, es juez y parte al ser funcionario y a la vez proveedor.

A pesar del claro conflicto de interés que existe, esto no impide que su hermana, Rosa Lilia González Garza, y la empresa Regia Solución, que de acuerdo al acta constitutiva es propiedad de ambos, reciban pagos como proveedores de distintas dependencias del Gobierno estatal.

Una revisión a la página de transparencia de la administración arrojó que de abril de 2016 a enero de 2017 recibieron pagos por 8 millones 986 mil 799.56 pesos a beneficio Rosa Lilia González Garza (hermana de funcionario) por concepto de uniformes, banderas, bordado, carpetas.

En febrero de 2016 a diciembre de ese mismo años recibieron el pago de 293 mil 242.58 pesos a beneficio de Regia Solución, S.A de C.V por concepto de materiales, útiles, equipo oficina, material deportivo.

Los pagos para la empresa del funcionario y a su hermana provienen de dependencias como el Instituto Estatal de Cultura Física y Deporte, Unidad de Integración Educativa, y el propio Gobierno Central.

González Garza fue uno de los funcionarios multados el pasado mes de diciembre con 58 mil 432 pesos por la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información de Nuevo León por la reserva de datos sobre el caso Cobijagate.