ERIK SOLHEIM ROCHA
17 de octubre de 2016 / 10:36 a.m.

MONTERREY.- Para el presidente de la Comisión de Seguridad en el Congreso, Gabriel Tláloc Cantú, aumentar las penas hasta con 50 años de prisión a quien hiera o mate a un elemento policiaco es un avance, pero no soluciona el problema.

Aunque reconoció que la iniciativa presentada el mes pasado por el alcalde de San Nicolás, Víctor Fuentes, ayudaría a que los policías ganen respeto sobre los delincuentes, consideró que la solución es mejorar las prestaciones y preparación de los elementos.

Actualmente la iniciativa continúa en análisis en el Poder Legislativo.

“Podemos ponerle todos los años a la sanción y mientras no apliquemos la justicia pues siguen siendo muchas cosas letra muerta”, dijo el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad en el Congreso, Gabriel Tláloc Cantú.

“Es una buena idea para que el uniformado gane respeto y sobre todo que le piensen los criminales más de una vez en atacarlos”.

“Sería una aspirinita o un dulcito, lo que debemos hacer es pagarles mejor, darles mejor herramienta, darles mejor equipo, darles mejor formación y de esa manera no va a haber competencia de los criminales con la policía porque van a tener el garrote más grande”, señaló.