MAYTE VILLASANA
15 de enero de 2017 / 09:39 p.m.

MONTERREY.- Tras la misa dominical en la Catedral, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, mencionó que el plan de austeridad de los diferentes niveles de gobierno no sólo implica apretarse el cinturón en apoyo a las familias mexicanas, sino que es necesario evitar la corrupción y el "dinero que camina debajo del suelo".

Monseñor agregó que los diputados locales han olvidando la voz de la ciudadanía y sus peticiones, por lo que las manifestaciones en sus domicilios podrían continuar hasta que se establezca un diálogo ante la aprobación de nuevas cargas impositivas dentro del Paquete Fiscal 2017.

“Las gentes están molestas, están indignadas, por la distancia que se ha generado entre la voluntad del pueblo y la voluntad de los legisladores. Creo que ellos tienen la tarea a la cual no pueden renunciar, antes de promover leyes, escuchar a los ciudadanos".