12 de marzo de 2014 / 01:13 a.m.

Monterrey.- Mientras los baches están a la orden del día, la mayoría de los talleres mecánico lucen abarrotados, sobre todo, de gente que desea tener su auto en buenas condiciones, sobre todo para esta Semana Santa.

Los afectados por los pozos o cráteres que hay en calles de la zona metropolitana, han perdido tiempo, dinero y esfuerzo, en busca de presupuestos que les piden en los departamentos jurídicos de los municipios, en busca del pago de daños.

Un buen mecánico le explicará siempre los daños que suelen tener lo autos o camionetas, cuando caen en un bache.

Rubén Ángel Juárez Navarro es uno de ellos. Labora en el negocio "Taller Valadez", que se ubica en las calles de 2 de abril Jesús Dionisio González y Tabasco, en la colonia Independencia.

"Cuando un carro cae en un bache obviamente lo primero que se daña es la llanta al poncharse, el rin se puede doblar, luego puede ser la horquilla, el carter o la flecha, depende del bache es el daño.

"Al poncharse la llanta y doblarse el rin, puede rozar en la polvera, luego vienen así los demás daños  bueno el costo varía según el daño, que va desde unos mil 200 pesos aproximadamente hasta los tres mil 500 o más”, expresó el especialista", indicó. 

A ese negocio han llegado clientes molestos por caer en un pozo, de los muchos que hay en Monterrey y la zona metropolitana, pero todo tiene su arreglo.

Rubén se la pasa laborando en el mencionado taller, explicándole al cliente lo que se va a hacer a su auto o camioneta, para que luego al salir del negocio, anden en los vehículos como nuevos de agencia por el trabajo realizado.

IRAM OVIEDO