MULTIMEDIOS DIGITAL
28 de abril de 2017 / 11:49 p.m.

MONTERREY.- Mientras el Estado consideró a Eduardo Bailey Elizondo prófugo de la justicia, la Fiscalía General de Durango indicó que no fue así, pues quedó en libertad por fallas en el procedimiento de aprehensión que fue solicitada por la Procuraduría de Justicia de Nuevo León.

En un comunicado, las autoridades duranguenses afirmaron que el ex dirigente del Isssteleón tuvo complicaciones de salud (sin detallar qué tipo) al momento de su detención, por lo que fue trasladado a un hospital. 

Sin embargo, durante su atención en el nosocomio "sus abogados cuestionaron la condición jurídica de su representado, y no se le pudo retener porque no cumplía con la calidad de detenido".

Explicaron que Bailey prefirió abandonar el lugar cuando aún se encontraban agentes de Nuevo León y Durango.

"La persona en mención optó por abandonar el nosocomio", indica el comunicado.

Aldo Fasci, vocero del Gobierno de Nuevo León, aseguró en rueda de prensa que el ex presidente del PRI en la entidad se había fugado del hospital y que se desconoce quienes lo ayudaron a escapar.

Incluso mostró un video del momento en el que salió del nosocomio con una bata de paciente.

La Fiscalía de Durango indicó que continuarán con las investigaciones sobre lo ocurrido.