ISRAEL SANTACRUZ
3 de febrero de 2016 / 08:27 a.m.

Escobedo.- Hace cuatro meses los televisores análogos dejaron de funcionar en Nuevo León, a reserva de instalarles un codificador, sin embargo, a falta de difusión de los espacios donde puedan llevar los aparatos entre comillas inservibles, las calles de la colonia Las Encinas, en Escobedo, han servido de depósito.

Tras varias quejas ciudadanas, se constató que en diversos baldíos de la colonia se ubican aparatos de televisión, aunque a la intemperie, provocando que se vuelvan tóxicos.

Uno de ellos se ubica en el cruce de las calles Saltillo y Sabinas, en donde cerca de siete cajas de televisores se ubican en pleno lote baldío a cielo abierto. De ellos, tres yacen con el cinescopio, que es la parte más pesada del televisor, y en donde se ubican materiales que se vuelven tóxicos, tales como fósforo y óxido de plomo; tan sólo un televisor de 21 pulgadas puede contener más de un kilo de óxido de plomo, volviéndolo altamente tóxico.

Pero este no es el único sitio. En el cruce de Toluca y Jardines del Canadá un baldío que conecta con un parque deportivo y con canchas sirve de depósito de basura. En este punto se ubican ocho cajas de televisores, aunque solamente cuatro cuentan con el cinescopio.

Vecinos señalan que personas de otras colonias han llegado al sitio y recogido televisores para reutilizarlos, por lo que la cantidad que en ocasiones se acumula es mayor. Pese a ello, solicitan que la autoridad correspondiente retire los televisores análogos.