17 de enero de 2014 / 08:07 p.m.

Monterrey.- Tras ser dado de alta del hospital, Bali ya descansa en una casa en San Pedro, donde le acondicionaron un espacio para que pueda recuperarse.

En un cuarto destinado para el, Bali cuenta con un cojín donde  trata de descansar, su comida y hasta un calentador para estar más cómodo.

Como cualquier paciente, toma sus medicamentos, Juany Garza encargada de cuidarlo le da las pastillas envueltas en un jamón para que las ingiera sin darse cuenta, aunque en momentos muestra dolor hacen todo lo posible por tenerlo tranquilo.

Esta casa donde se encuentra es de uno de los voluntarios de Prodan (Prodefensa Animal) quienes serán los encargados de cuidarlo en estos quince días que está en recuperación para evitar mayor infección en el animalito.

El 21 de Enero, Balí tendrá que acudir nuevamente al veterinario para retirarle las suturas.

Por lo pronto ya se encuentran fabricándole el carrito que podría servirle como extremidades y para poder avanzar sin problema.

Una vez que Bali se encuentre recuperado al cien por ciento entonces la asociación “Una Sociedad Unida por Animales”, buscará  quien de todos los interesados en balí, realmente pueden hacerse cargo de él ya que no solo es tenerlo en casa sino darle todos los cuidados que va a requerir.

En cuanto a la situación legal, la Agencia Protectora Animal del Estado, lleva a cabo la investigación para dar con el o los responsables de mutilar a este animalito de cuatro años.

 Zyntia Vanegas