ORLANDO MALDONADO | MILENIO DIGITAL
13 de diciembre de 2015 / 11:29 a.m.

Monterrey.- Luego de anunciar la posibilidad de refinanciar la deuda con un banco estadounidense, el gobernador sostuvo que la institución bancaria los asesoraría en el tema y descartó que les vayan a cobrar un peso para ello, por lo que consideró, "no estar idiota" para tomar decisiones que afecten al Estado.

Al ser cuestionado para que diera más detalles de cómo es que se podría dar el refinanciamiento con Jefferies Bank, el mandatario estatal reviró diciendo que no se trataba de una reestructura o refinanciamiento de la deuda, sino que fue al Banco para que le informaran solamente lo que ellos hacen.

Al respecto, adelantó que los extranjeros vendrán la segunda semana de enero para hacerles propuestas de cómo han rescatado algunos instrumentos financieros de algunas entidades de Estados Unidos.

Banorte, Bancomer y Bancos del Bajío, explicó, son algunos de los bancos con que el Gobierno del Estado contrae su deuda.

"Van a hacernos un planteamiento con los datos que nosotros les vamos a dar y veremos qué es lo que más le conviene al Estado", respondió.

Ante el reclamo de los diputados, quienes señalan que ante el alza del dólar, pagar sería contraproducente, señaló que no pagarán por la asesoría.

"No leen bien los diputados, pásenles ustedes las notas bien, háganles una capsulita, es decir, yo no estoy idiota para tomar decisiones que afecten al Estado, tengo mucho más experiencia que ellos en este tema, es algo que no tomaremos decisiones que afecten al Estado", insistió.

El gobernador aseguró que plantearán al Congreso la posible reestructura de la deuda cuando tengan las mejores opciones.

"Tú vas a un Banco, ¿Te atienden gratis o no o te cobran? Tú vas a sacar una tarjeta de crédito, ellos te dicen cuál es la mejor forma y ya cuando tú decides entonces te venden un servicio, pero mientras no decidas tu no compras nada, es lo que estamos haciendo nosotros", respondió el gobernador.