CÉSAR CUBERO
5 de julio de 2016 / 04:42 p.m.

Monterrey.- Uno de los aspectos que vuelven más complicado el hacer de la caminata por la ciudad un hábito, es la situación de las banquetas, las cuales, en un 70 por ciento de los casos no están en buenas condiciones, según comentó Óscar García, miembro del colectivo La Banqueta se Respeta.

El activista criticó que aunque hay reglas, éstas no se respetan, y lo más lamentable, no se sanciona.

"Para poder caminar en la ciudad hay muchas barreras, además, la planeación de las calles favorece mucho a que los carros puedan andar a una velocidad arriba de lo que está permitido, y pues no hay una regulación que favorezca caminar, pues a pesar de que está el reglamento no se sanciona cuando se obstruye la banqueta.

"Actualmente las banquetas están irregulares y presentan más retos que facilidades para poder caminar en la ciudad", destacó García.

Entre las dificultades, menciona, están los registros abiertos, de los cuales en días pasados se tuvo noticia de que provocaron lesiones a varias personas.

"Hay muchos obstáculos, cabinas de teléfono, registros abiertos, adecuaciones para poder meter los carros a las casas, entre otras cosas, y todo ello afecta el plano para poder caminar seguro.

"Hay, además, muchos comercios que bloquean la caminabilidad de la zona para poder expender sus productos", criticó.

En su opinión, el 70 por ciento de las banquetas de la Zona Metropolitana de Monterrey no están en condiciones para que se camine en ellas.

"Yo creo que el 30 por ciento de las banquetas están en condiciones buenas, y eso viéndome muy optimista.

"Lo que sí hay que tomar en cuenta es que en la calle quien debe de tener preferencia es el peatón", precisó el activista.

Un punto a destacar, mencionó, es que mientras la movilidad se da en coche se fortalece el aislamiento, y cuando se camina se abre la posibilidad a la colectividad, a la comunidad.

En cuanto al trabajo de los alcaldes actuales, García señala que llevan poco tiempo en el cargo y aún no se pueden percibir acciones a resolver esta problemática.

"Hasta el momento todavía no se ha concretado algo en específico que ya podamos ver, pero sí se ha manifestado algo de apertura de diálogo con ellos", señaló.

Cabe destacar que el trabajo de La Banqueta se Respeta se mantiene y va dirigido a reivindicar el papel del peatón en la planeación urbana, a defender la caminabilidad en las ciudades, a intervenir para que al peatón se le dé espacio en las políticas públicas y a denunciar cualquier situación que esté afectándolos.