MAYTE VILLASANA
16 de enero de 2017 / 01:57 p.m.

MONTERREY.- Aunque obstruir con botes, conos y carros en las banquetas está prohibido y así lo tipifica el Reglamento Homologado de la Zona Metropolitana, esta situación continúa siendo un dolor de cabeza para quienes las usan.

Este tema está incluido en el artículo 2, en donde se establece que "El uso del espacio público en los diferentes modos de desplazamiento, es prioridad para los peatones", por lo que debe evitarse el uso de cualquier objeto que lo obstruya.

        Reglamento Homologado de la Zona Metropolitana

-Obstrucción de banquetas

Artículo 2.- El uso del espacio público en los diferentes modos de desplazamiento marcará las prioridades conforme a la siguiente jerarquía:

I. Peatones 🚶
II. Ciclistas 🚲
III. Motociclistas
IV. Usuarios y prestadores del servicio de transporte público individual o colectivo🚌
V. Usuarios de transporte particular automotor 🚗
VI. Usuarios y prestadores del servicio de transporte de carga

Sin embargo esta obligación no se ve reflejada en el primer cuadro de la ciudad, en donde comerciantes e incluso anuncios de restaurantes impiden el andar en la vía pública.

Caminar por la banqueta sería lo más seguro para el peatón, pero la infraestructura no siempre es la más adecuada, como en el cruce de Diego de Montemayor y Washington, en el Centro de Monterrey, en donde la maleza obliga al ciudadano a descender de las banquetas y caminar sobre la calle".

Otro tema es el bloqueo en los carriles que también está establecido en el artículo 72, el cual indica que "Se prohíbe estacionar vehículos sobre banquetas, camellones o áreas diseñadas para separación de rotondas, zonas peatonales o diseñados para uso exclusivo de peatones y sobre y alrededor de parques públicos".

        Reglamento Homologado de la Zona Metropolitana

Obstrucción de camellones

Artículo 72.- Se prohíbe estacionar vehículos:

I. Sobre banquetas, isletas, camellones o áreas diseñadas para separación de carriles, rotondas, zonas peatonales o diseñados para uso exclusivo de peatones y sobre y alrededor de parques públicos;

Y aunque señala que la multa será de 10 a 15 cuotas contra quienes ignoren el reglamento, parece no importarles a los responsables de este restaurante ubicado en el cruce de Juan Ignacio Ramón y Doctor Coss, en el Centro de la Ciudad.

En este negocio el personal separa con botes y anuncios un espacio de cuatro cajones únicamente para los clientes, pero al no estar señalados con pintura y permiso de la autoridad, esta práctica también es motivo de multa.

Aunque el reglamento establece obligaciones para el peatón, como el utilizar aceras para su desplazamiento, también señala responsabilidades para los gobiernos municipales.

El artículo 7 establece que la autoridad deberá realizar las adecuaciones pertinentes para permitir el uso seguro de la vía pública para los ciudadanos que no usan vehículos motorizados, además tiene la obligación de colocar boyas, bordos, barreras y aplicar pintura en banquetas o calles, pero no siempre cumplen con lo establecido.