7 de febrero de 2014 / 01:15 a.m.

Monterrey.- El bebito fallecido en García podría haber sido víctima de violencia física, pues presenta algunos moretones en la cabeza, que podría ser indicios de que sufrió golpes, pero las investigaciones aun no concluyen, informó el vocero de seguridad del Gobierno del estado, Jorge Domene Zambrano.

Hasta el momento, la principál sospechosa sigue siendo la tía, quien no fue identificada por ser menor de edad pues apenas tiene 15 años.

El niño Jonathan Hernández Hernández, de un año y seis meses de edad, fue encontrado sin vida en el interior de su domicilio, por su madre, Maricela Hernández Hernández.

Domene Zambrano no confirmó la versión de que la menor habría confesado a los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones que el llanto del bebé la deseperól, por lo que le tapó la boca hasta que dejo de llorar.

Habrá que esperar los resultados de la autopsia, así como los interrogatorios que realizan los investigadores para determinar si existe un delito que perseguir y si la tía es presunta responsable del homicidio.

La madre del menor pensó que se habría broncoaspirado, pero cuando solicitó el apoyo de la Cruz Verde, los paramédicos descartaron que el deceso fuera broncaspiración, pues no encontraron indicios que así lo hicieran suponer.

Francisco Zúñiga