FRANCISCO ZUÑIGA
30 de mayo de 2017 / 08:38 p.m.

ESPECIAL.- Después de casi dos meses en el hospital, el pequeño Anderson Adalberto está casi listo para regresar a casa.

Solo le falta un nebulizado, un aspirador y material de curación que les cuesta a sus papas poco más de diez mil pesos.

Dinero que no tienen y no sabemos de dónde van a sacar.

El pequeño, de apenas un año de edad, sufre hidrocefalia, y el pasado 10 de abril fue hospitalizado de urgencia en el Materno Infantil, donde ya le practicaron dos operaciones que le salvaron la vida.

Ahora para darlo de alta, los médicos le piden a su madre, Magdalena Martínez Martínez, que consiga un nebulizador, un aspirador y algún material que necesitan para atender al niño en casa.

El costo es imposible para la familia. Es por ello que poden apoyo de la comunidad para reunir el dinero que ocupan, o para que les donen alguno de los aparatos si lo tienen y ya no lo usan.

Cualquier ayuda se pueden comunicar al 811 011 74 19.

ilp