Zyntia Vanegas
11 de agosto de 2015 / 04:20 p.m.

Monterrey.- Hace un mes, con lágrimas de desesperación, Estuardo Cruz pedía apoyo económico para que su hijo, Set Aron Cruz González, con cáncer en los ojos, recibiera sus quimioterapias en Estados Unidos.

Sus ruegos fueron escuchados por la comunidad pero también en el cielo.

“Muchas gracias a todos, el señor se mostró de un manera muy especial a mi niño, no le encontraron tumores, la primer quimioterapia se la dieron pero para la segunda que le iban a dar primero tenían que hacerle un estudio, ese estudio hizo todo lo definitivo, ya no le encontraron ningún tumor”, dijo el padre.

Tras reunir más de 50 mil dólares para realizarle la primer quimioterapia en Houston, en el Memorail Herman, el resultado fue increíble hasta para los médicos.

“Increíble, increíble, dice (el doctor): las oraciones que hacen sí cuentan, sí valen, dijo que no había contado ningún caso así, esto es un milagro, desapareció totalmente”, expresó el abuelo del pequeño.

Los tumores desaparecieron, el pequeño Set Aron de ocho meses al que en Monterrey, México solo le daban la opción de quitarle los ojos, hoy esta sano y puede ver como cualquier niño, pese a que su retina casi estaba desprendida por completo.

Ya no necesitará más quimioterapia pero sí estudios con un costo de 12 mil dólares cada mes, hasta que cumpla los cinco años para descartar que vuelva el cáncer.

“A toda la gente que de una manera u otra nos daban de cien, de mil, de a dos mil, que afortunadamente se han cubierto los estudios”, agradeció el abuelo.

Hoy solo tiene palabras de agradecimiento para todos los que, con dinero o una oración, ayudaron al pequeño Set ha que este sano por algo que solo pueden definir como un milagro.