MAYTE VILLASANA
8 de junio de 2017 / 07:18 a.m.

MONTERREY.- Una madre de familia exige justicia para que sea detenido el joven que en medio de una riña golpeó a su hija de 3 años con una piedra, ocasionándole una fractura de cráneo que ahora la mantiene en el hospital.

"Trae una fractura con más de 80 puntadas. Ayer en la noche llegué aquí al Hospital con una infección en la cabeza, que es por dentro, no por fuera", contó Denisse Cervantes, madre de Iris Molina.

Los hechos ocurrieron el pasado 18 de mayo en calles de la colonia Urbivilla del Real, en Juárez, cuando la menor se refrescaba en un baño de aluminio lleno agua y sobre la banqueta, para mitigar el calor.

Bebita sale herida por piedra lanzada en riña; necesita un casco ortopédico
La pequeña permaneció 8 días internada, pero hasta la noche de este martes regresó nuevamente al nosocomio por una infección que le provocó inflamación en el cerebro.  | FOTO: ESPECIAL

Fue justo en ese momento cuando dos jóvenes, a bordo de motocicletas, comenzaron una persecución y en el trayecto iban lanzándose piedras. Una de las rocas hizo blanco en la pequeña, golpeándola en la cabeza y quedando inconsciente; antes de que llegara la ambulancia la niña convulsionó.

Ante la emergencia, un matrimonio la trasladó de emergencia al puesto de socorro de la Cruz Verde y una ambulancia la llevó al Hospital.

Antes y durante la cirugía, la pequeña entró en dos paros cardiacos, de los que salió avante.

La mujer aseguró que aunque la niña estuvo inconsciente durante dos días, de manera inexplicable la menor se encuentra lúcida y sin secuelas.

Ahí permaneció 8 días, hasta la noche de este martes, cuando regresó nuevamente al nosocomio por una infección que le provocó inflamación en el cerebro.

"Le volvieron a abrir para drenarle un vaso y medio de líquido color amarillo. Los médicos dicen que esa agua tenía que salir blanca, pero salió de ese color porque es pura infección".

La cuenta asciende a los 100 mil pesos entre exámenes y operaciones, sin contar las consultas que la madre ha costeado porque el Seguro Popular no las hace válidas, al tratarse de un tema jurídico.

La pequeña Iris requiere de un casco ortopédico con un valor de 5 mil pesos.

"Es para protegerle su cabeza porque la tiene demasiado inflamada. Ahorita mi hija, no es mi hija, está irreconocible".

La madre insistió en que ha acudido ante las autoridades para preguntar el avance de su denuncia, pero éstas simplemente no le dan la respuesta que quiere escuchar.

"Yo ya fui al CODE, me mandan a Cadereyta, me piden papelería, y yo no veo movimiento de ellos.

De hecho yo también marqué y no me contestan, y me dieron un número más directo y no me contestan, y lo que yo quiero es que pague.

"Yo di direcciones, di nombres y nada de nada. No andan ni por ahí los ministeriales, yo lo único que quiero es que él se haga responsable".

Ante la situación que vive, aseguró que ahora los cuidados de Iris serán como los de un bebé y requerirá medicamentos, pañales y cubrir la cuenta que sigue incrementando en el hospital, por lo que exigió a Diego de Jesús Puente, presunto responsable, que pague los daños causados.



dat