19 de febrero de 2014 / 12:59 a.m.

San Nicolás.- La estatua de don Benito Juárez ya recobró algo de su dignidad. La pintura verde que le cambió cara, manos y personalidad, ya fue retirada, y en su lugar, un restaurador profesional, le pondrá una patina que le dará un aspecto de bronce viejo, pero conservado.

Luego de la polémica que se creó cuando trabajadores del Municipio de San Nicolás dejaron el monumento más parecido a “Hulk” que al Benémerito de las Américas, finalmente el municipio decidió pagar a alguien que sí sabe de restauración de estatuas.

Durante la mañana del martes, el restaurador Francisco Mejía Chávez trabajó sobre el bronce que forma la escultura para eliminar la pintura verde que recientemente le pusieron.

Se colocó un andamio alrededor de don Benito Juárez para ir tallando el color verde hasta dejarlo en su aspecto original.

Ahora viene la verdadera restauración, que "consiste en aplicarle la patina adecuada para que la estatua adquiera la dignidad de un monumento antiguo, pero limpio y bien conservado, lo cual debe durarle muchos años", dijo.

Mejía Chávez advirtió que los trabajos deben concluir en menos de dos semanas, pues mucho depende del buen tiempo para los toques finales, pero considero que el monumento estará listo mucho antes del 21 de marzo, fecha en que se conmemora el natalicio del Benemérito de las Américas.

FRANCISCO ZÚÑIGA