5 de junio de 2014 / 12:50 a.m.

Monterrey.- Al detectar que los criminales entran a Nuevo León con bajo perfil, el Grupo de Coordinación Operativa en materia de seguridad blindará también las entradas y salidas del área metropolitana de Monterrey, reveló el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Este es uno de los ajustes al operativo que acordó con el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, con quien se reunió el martes.

El tema fue retomado en la reunión del Gabinete de Seguridad del Estado con los representantes del Ejército Mexicano, Marina y Policía Federal y otras dependencias federales que se llevó a cabo la mañana de este miércoles.

"Una adaptación de la estrategia es no aflojar la presencia en toda esa zona, para células, para grupos que pudieran ser que vinieran, otra es también las acciones de inteligencia para que, según los líderes o cabecillas de estos grupos, traen de penetrar al área metropolitana de Monterrey", dijo.

La determinación se tomó luego de que en la entidad fueron detenidos tres líderes de cárteles de la droga que operaban en Tamaulipas.

"Ya no entran en convoy, ya no vienen en camionetas, lo están haciendo en autobuses, por líneas comerciales o vienen con su familia en un vehículo, pueden hacerse pasar por una familia que viene de visita; es decir, tenemos que estar muy, muy alertas, tanto en las fronteras como en las entradas del área metropolitana de Monterrey", agregó.

El mandatario dijo que tienen información de los criminales que podrían buscar refugio en la entidad ante la acción de las autoridades en el vecino estado.

"Tenemos mucha información de quiénes pudieran ser, los que han llegado los hemos detenido, pero tenemos que estar alertas todos los días para que, insisto, las distintas instituciones en las brechas, en las carreteras, en la central de autobuses, en el aeropuerto, tener detectados con fotografías, con información que tenemos y sobre todo pedir el apoyo de la ciudadanía para poderlos detener a tiempo", señaló.

El mandatario convocó a la población a denunciar cualquier persona sospechosa, pues la clave para evitar que la violencia de Tamaulipas se propague a Nuevo León es detectarlos rápido.

FOTO: Archivo

SANDRA GONZÁLEZ